Lunes, 26 septiembre 2022
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
1922 - 30 DE OCTUBRE - 2022
28/08/2022
En el centenario del nacimiento de Claudio Buffevant proyectan la reedición de su primer libro
En el centenario del nacimiento de Claudio Buffevant proyectan la reedición de su primer libro
Junto a sus hijos Isabel y Julio César, la Comisión de Estudios Históricos de Berazategui organiza un homenaje a su medida. En este artículo, la entidad relata qué proyectan realizar para octubre.
La Comisión de Estudios Históricos de Berazategui informó que en octubre de este año se cumplirá el centenario del nacimiento de Claudio Buffevant. Este vecino que falleció en febrero de 2010, fue autor de relatos y cuentos breves en tres partes que se denominaron “El Berazategui que viví”. Por este motivo, en homenaje a Don Claudio, la entidad publicará una nueva edición de su primer libro, más un capítulo de su biografía y fotografías familiares.

Parte de la edición será donada a colegios e instituciones, mientras que el resto se venderá en una biblioteca del distrito. Otro de los homenajes que proyecta la Comisión y la familia, es una escultura plana que recuerde a Claudio en la plazoleta que lleva su nombre, en la Avenida 14. 

VIDA
Claudio Roberto Buffevant nació el 30 de octubre de 1922, en Berazategui. Sus padres fueron Julián Buffevant, que nació el 17/09/1888 y su madre fue Margarita Bassaber, nacida el 22/04/1892. Su abuelo materno fue Pierre o también llamado Pedro Bassaber, llegado a Berazategui en 1866, nacido en Alcay, Francia, en el año 1850.

El matrimonio de Julián y Margarita tuvo 5 hijos: Primero nació Margarita Josefa, el 27 de junio de 1913; Graciana Rosa, nacida el 19 de agosto 1914; Julio (22 de nov. 1915); Pedro Alejo (16 de mayo de 1919) y Claudio el menor, nacido como dijimos el 30 de octubre de 1922.

Claudio perdió a su padre cuando tenía sólo 8 años de edad; relató varias veces que, ya fallecido su padre, él lo esperaba sentado en la puerta de su casa, con la esperanza de que volviera de la fábrica.
Claudio fue el mimado de la casa por ser el más pequeño. Cursó sus estudios primarios en la Escuela N° 2 de Quilmes, actual N° 5 de Berazategui, frente a la estación ferroviaria de Berazategui.

De pibe acompañaba a su tío Martín Bassaber a llevar mercaderías del almacén familiar a la costa de Berazategui, hasta a la de Pereyra. Conoció como pocos a ese Berazategui que ya no existe, y a sus personajes, y los convirtió muchos años después, en los protagonistas de sus tres libros.

A los 18 años entró a trabajar a la fábrica Rigolleau, de la cual se retiró en 1957, para trabajar por su cuenta para la misma empresa.

Conoció a Carmen Ortiz, una quilmeña de nacimiento y berazateguense de corazón, con la cual se casó y tuvo dos hijos: Isabel y Julio César. Cada hijo les regaló dos nietos.
Vio de joven cómo se construyó la última cloaca máxima por la Empresa Vianini, pero desgraciadamente no pudo ver la planta depuradora de efluentes, que poco a poco limpiará su  “Río”. Una vez contó que también viajó en la zorrita de Mariano Cruz, que utilizaba las vías dejada por la mencionada empresa contratista. 

RELATA TU ALDEA….
Claudio no pintaba, pero después de mayo de 1993, junto a personas de la talla de Stelvio Scotto, Octavio Lucarelli, Ana María de Mena, Martín Nolfi, Gladys Tirao de Nogues, Eduardo Rodríguez Avellón, Martín Bassaber, Alberto Moya, José López Comendador y Rodolfo Cabral, entre otros, en la cooperadora del incipiente Museo de Berazategui comenzó a escribir sus recuerdos a pedido de Eduardo " Tito" Rodríguez Avellón. 

Así como Cacho Tirao tocó la guitarra, Fermín Molina domó caballos, Claudio relató su aldea como pocos. 

La primera edición del “Berazategui que Viví” se publicó, en 1995. Era una edición pequeña de 300 ejemplares, editada por Salvador de Chiara, que se agotó rápidamente. Al año siguiente salió la segunda edición. Y se la presentó en el stand de la Provincia de Buenos Aires en la Feria del Libro que se celebró en la Ciudad de Buenos Aires. Un verdadero lujo para el Berazategui de aquellos años. 
Como los vecinos lo continúan pidiendo, y se seguía fotocopiando el libro, decidimos sacar la tercera edición en el 2005 y realizamos una cuarta en 2007. En estas dos últimas ediciones cambiamos la tapa y colocamos en ella la clásica foto de la estación de Berazategui de 1889. En total fueron 1.200 libros, más todas las copias que regaló Claudio.



Lógicamente se fueron sumando cuentos, como ya había fallecido Rodríguez Avellón, me tocó en suerte pasar los cuentos para el segundo libro que se llamó “El Berazategui que viví II”, con un nuevo formato y con imágenes acompañando al texto. Fue presentado en un llenísimo Club Social de Berazategui el 31 de octubre de 2003, cuyas instalaciones fueron cedidas gentilmente por el presidente de aquella entidad, Roberto Lacquaniti. Fueron 200 ejemplares, que literalmente “volaron”, pero el formato era caro, así que para el tercer libro volvimos a la encuadernación más económica, pero no por eso menos efectiva.

El “Berazategui que Viví III” se presentó nuevamente en el Club Social, un viernes 13 de marzo de 2009. Asistió mucha gente, y en la mesa estuvieron autoridades municipales. 

RECUERDOS
Claudio se nos “fue” un caluroso martes 16 de febrero de 2010, quedaron atrás sus cuentos y relatos, como “los cimarrones” donde se hablaba de los perros abandonados por las inundaciones, volviéndose salvajes. Un cuento muy lindo fue “Las pesquerías de Don Pereyra y su gente”, donde describía a los pescadores y el tipo de producción de harina y aceite de pescado. 

Él decía “si uno de sus cuentos sirve para un alumno lo lea paradito al lado su banco a su maestra”, ya eso era suficiente, confirmando que su trabajo valió la pena. 
¡Por supuesto que valió la pena!

PALABRAS FINALES
Para concluir, cómo no hablar del Río, aquel Río que añoraba y sufría por su contaminación. Su Río y su pasión por la pesca. Sus anécdotas sobre el bañado, las ranas, las peleas entre don Robustiano Acuña y don Bartolo Rolando, dos caudillos, el primero Radical y el segundo conservador; la gran inundación del año ’40. 

Aprendimos mucho de Don Claudio y seguimos aprendiendo a través de sus lecturas.

Cuando veamos un colibrí volando, un perro corriendo o un caballo atado a un carro desfilando, nos acordaremos de vos. Es como si tus personajes volvieran a la vida… 

Por eso, desde ahora comenzamos la celebración de tu cumpleaños número “100”.

(Preside la Comisión de Estudios Históricos de Berazategui el ingeniero y museólogo Rodolfo Cabral, acompañado por Nicolás Avendaño como secretario).

 
NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
Quilmes Compra Publicaciones Quilmes Compra Publicaciones
Gustavo Santos
Quilmes Compra Publicaciones
Librería Mercurio
Quilmes Compra Publicaciones
KALOP