Viernes, 17 septiembre 2021
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
PERSONAJES DE LA CIUDAD
22/08/2021
A diez años de la desaparición de un mítico linyera de Solano, Fernando, su recuerdo
A diez años de la desaparición de un mítico linyera de Solano, Fernando, su recuerdo
(Por Pedro Alberto Urueña) Un hombre en situación de calle, de larga barba, haraposo, que era acompañado por dos perros y un gato en su hombro, era muy conocido y respetado a las afueras de Quilmes.
Este Robinson Crusoe urbano se llamaba Fernando, y solía moverse en Solano, La Florida, y también cruzaba la avenida Calchaquí,  frecuentando Barrio "El Dorado" y alrededores.



Aunque rehusaba la conversación, muchos que lo trataron, refieren a una persona con educación y coherente diálogo. Podría decirse que era un personaje popular, que lejos de evitar su presencia, la gente lo buscaba con el saludo, recibiendo a cambio un gentil:

-Buenos días, señora!-

-Cómo le va, señor?

Quienes vieron la película argentina "Dios se lo pague", (Luis César Amadori-1948), donde el actor Arturo de Córdoba interpreta a un linyera con filosofía de la vida, entenderán como Fernando, por su trato, era considerado por los vecinos.



Poco se sabe de su pasado.

Nadie recuerda donde vivió con normalidad, y de dónde era oriundo.

Le decían "cirujano" como apodo, y nunca "ciruja".

Una versión desgraciada trascendió sobre él con relación al sobrenombre. Se dijo que era profesional médico, y en una intervención suya de urgencia, su equipo operó a una mujer la cuál no sobrevivió a la cirugía, y que la misma era su propia esposa. Luego de ello, se echó al abandono.

Nadie le pudo sacar la verdad de su boca, porque cambiaba de tema y se marchaba de inmediato.



Muchos han ofrecido su casa para que se higienice, y lo aceptó con gusto. Después de una relajante ducha, se ponía la misma ropa, agradecía, se iba, y adoptaba la anterior situación de miseria.

Cuando flaqueó su salud solía atenderse, por quién le tendía una mano amiga, en una Clínica Privada de la Av. San Martín o en el Hospital Dr. Eduardo Oller. En este último lugar es donde trabajo, y solicité su historia clínica para conocer algo más sobre él, pero ya había sido eliminado del archivo.

El historiador de Quilmes, Víctor Gabriel Gullotta lo rememora en uno de sus libros, el cantante Jorge Lozano le dedicó una canción, y un artista hizo un gran mural en una pared de la Avenida 844 de La Florida.



Un alma caritativa lo convenció y lo internó en un geriátrico, muriendo allí hace diez años, en 2011.

Se llamaba Fernando Russo, y sigue siendo un personaje estimado que necesitamos todos, desafiando al olvido que siempre será vencido.


 
NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
Quilmes Compra Publicaciones Quilmes Compra Publicaciones
CAFE HOMERO
Quilmes Compra Publicaciones
La Posada del Sol
Quilmes Compra Publicaciones
Óptica Bermudez