Domingo, 18 abril 2021
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
Trabajadores autoconvocados de Hospital de Quilmes
26/11/2020
CARTA ABIERTA EN RESPUESTA A UN HOMENAJE
CARTA ABIERTA EN RESPUESTA A UN HOMENAJECARTA A LAS MUJERES LÍDERES EN ACCIÓN, A TITO INGENIERI Y A LOS ARTISTAS QUE PARTICIPARÁN EN EL HOMENAJE A NUETROS COMPAÑEROS FALLECIDOS

Escribimos esta carta, en primer lugar, en agradecimiento al homenaje que realizarán “como tributo a los que ya no están y un empujón de fuerzas para los que siguen luchando”.

Asimismo, en segundo término, queríamos contarles que, desde el inicio de la pandemia, nuestras condiciones de trabajo han sido absolutamente desfavorables. El salario que percibimos nos ha dejado bajo la línea de la pobreza, con un 14% de aumento otorgado por la Provincia de Buenos Aires –en noviembre- que nos dejó rozando la línea de la indigencia.

Esto tiene una consecuencia directa sobre nuestra salud, tanto física como mental, ya que la mayoría de los trabajadores y trabajadoras del Hospital Iriarte de Quilmes debemos tener dos o tres empleos, lo cual, en medio de una pandemia que ha saturado las capacidades instaladas del nosocomio –se llegó a tener un 95% de camas de terapia intensiva ocupadas y las guardias funcionaron a cama caliente-, resulta agobiante y antisanitario.

ecenas nos hemos contagiado por recibir tarde y escasamente los equipos de bioseguridad, en su mayoría de mala calidad, a pesar de que los políticos modelaban con ellos para hacer campaña de gestión. Mientras esto sucedía, los trabajadores de la salud desarrollábamos nuestra actividad sanitaria con mamelucos de tela y con barbijos que nos garantizaban dudosa protección.

Desde hace meses que estamos en conflicto, tanto el personal que se encuadra en la Ley 10.430 como los profesionales. Sin ir más lejos, además de todas las medidas de fuerza que hemos desarrollado –incluyendo una histórica “Marcha de la Salud” que recorrió el distrito-, el pasado 25 de noviembre, los médicos y médicas de nuestro hospital hicieron un paro y una caravana por el centro de Quilmes, sosteniendo firmemente que “no somos descartables”.

También queremos contarles que hace algunas semanas los trabajadores autoconvocados (enfermería, camilleros, agentes de limpieza, cuidadores hospitalarios, técnicos y administrativos) junto a la CICOP (profesionales) hicimos entrega de un petitorio al Director Ejecutivo Juan Fragomeno (planteando temas relacionados al faltante de insumos, concursos, condiciones laborales, seguridad, creación de formas democráticas para el ingreso de nuevo personal y sobre la gravísima situación edilicia) quien se negó a recibirnos, rechazando el diálogo y la democracia que tanto nos hace falta.

Para finalizar queremos decirles que este tema nos sensibiliza hasta lo más hondo, por haber perdido compañeros, tanto en nuestro hospital como en otros nosocomios y, al igual que ustedes, creemos que “los que ya no están”, aunque estén en nuestro corazón y en nuestra mente, deben ser homenajeados y recordados por siempre.

Sabemos que el arte sensibiliza y que, también, es disruptivo, como escribiera el gran poeta argentino Raúl González Tuñón:

“No puedo cruzarme de brazos
e interrogar ahora al vacío.
Me rodean la indignidad
y el desprecio;
(…)
¡No me dejaré sobornar!

No. No se puede ser libre enteramente
ni estrictamente digno ahora
cuando el chacal está a la puerta
esperando
que nuestra carne caiga, podrida.

Subiré al cielo,
le pondré gatillo a la luna
y desde arriba fusilaré al mundo,
suavemente,
para que esto cambie de una vez.”

Trabajadores autoconvocados del Hospital de Quilmes