Jueves, 17 octubre 2019
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
María A. Querol Visconti
07/10/2019
Inmensamente agradecida
El pasado 10 de Septiembre tenía turno para renovar el registro de conducir. Comienzo a realizar los pasos obligatorios que decreta la norma y al llegar a la prueba oftalmológica, no logro leer la última letra de la columna expuesta.

La profesional que me asistió me desaprobó y me derivó a una consulta médica donde me comunicó que no me afligiera ya que tenía 3 meses de plazo para solucionar mi problema. Al salir del lugar me dirigí al Centro de Ojos, ubicado en Alvear y Humberto Primo de Quilmes donde suelo recurrir ante cualquier emergencia.
Por suerte me atendió una médica muy atinada de nombre Alexandra Warterpenna. Luego de una exhaustiva revisación, me aconsejó que debía operarme ya que tenía principio de cataratas y me explicó que era imposible aumentar la medición de mis anteojos porque estaban perfectos.

Sin dudarlo acepté debido a que mis tiempos corrían y necesitaba imperiosamente renovar el registro.
¿Cuándo me operarían, le pregunté?, si usted lo desea y los estudios de rutina están correctos, el jueves 19 el ojo derecho y el jueves 26 el ojo izquierdo y le podría dar un turno con el Dr. Gerardo Valvecchia. Prosiguió, IOMA le cubre todo y la cirugía dura apenas 10 minutos, va a notar un cambio increíble y regresa a su casa apenas concluida la misma. ¡No lo podía creer!

Inmediatamente me hizo las órdenes para los análisis de rutina.

Al día de hoy veo una maravilla y obtuve mi registro. Deseo agradecer infinitamente el trato tan cordial y contenedor recibido por todo el equipo del Dr. Gerardo Valvecchia, la capacidad profesional y el altruismo médico puesto no sólo hacia mi persona, sino con todos los pacientes sin distinción que esperábamos ser operados.

Mientras me retiraba, vino a mi memoria recordar al Prof. Dr. René Gerónimo Favaloro, cuando en su última conferencia en Quilmes, el 7 de Julio de 2000 se despidió diciendo, “Espero haber dejado una semillita entre los jóvenes aquí presentes”, refiriéndose entre otras cosas, a que el médico debe estar siempre a disposición del paciente. Si bien el Dr. Gerardo Valvecchia no estuvo presente en esa conferencia, ha dejado en él su valioso mensaje!!!

María A. Querol Visconti