Martes, 16 julio 2019
  • Clima
    22° C
  • Clima
    22° C
Camilo Alberto Kahale, pte. FEBA
26/04/2019
“Cada disparada del dólar es un nuevo golpe a las pymes"
(Por Camilo Alberto Kahale, presidente de Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires) La economía argentina entró en un círculo vicioso sin fin. Y lo que es aún más preocupante, la actual gestión parece no saber o no tener las herramientas para frenar la rueda. La divisa estadounidense sube e impacta de forma directa en la inflación, que automáticamente se traslada a los precios de los productos, al bolsillo de los consumidores y termina impactando en las ventas de las pymes y comercios minoristas.

El tan esperado paquete de medidas lanzado por el Gobierno Nacional y Provincial en los últimos días ya se perdió en el tiempo. Ante las nuevas corridas en el mercado y la volatilidad del dólar que pasó los 47 pesos, el tan anunciado “alivio” que se buscaba con los precios esenciales, el congelamiento de las tarifas eléctricas, los créditos blandos para las pymes, el plan de pagos para deudas laborales no judicializadas, entre otras, no alcanza para moderar la incertidumbre del sector.

La constante devaluación del peso influirá en el precio del combustible que, además, vuelve a aumentar en los próximos días. Esto se traduce a los productos y afecta a todos los rubros productores que sostienen la economía del país. Principalmente, el debilitamiento del peso frente al dólar afecta al sector industrial, debido a que algunos insumos se importan a precios elevados.

No hay que ser un erudito en economía para darse cuenta que estamos en un callejón sin salida y que a este ritmo seguirán cerrando más pymes y comercios: en los últimos siete meses, diariamente bajan las persianas entre 20 y 25 pymes a nivel nacional y 80 comercios solamente en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense.

Esta realidad es la que nos manifiestan los empresarios de todas las Cámaras que integran nuestra Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires. La confianza a la actual política-económica se rompió y esto se nota día tras día al operar los mercados. Para las elecciones falta mucho, y la situación se torna insostenible, porque cada disparada del dólar es un nuevo golpe a las pymes que representan el 70 por ciento de la generación de empleo del país.