Lunes, 30 marzo 2020
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
TIPS PARA EL ENCIERRO
20/03/2020
Desafío para los padres en tiempos de cuarentena
Desafío para los padres en tiempos de cuarentena
(Por Inés Noya*) La vida nos sorprende en estos días con una experiencia inédita para todos. Ninguno de los habitantes de esta amada patria ha vivido antes una situación así.
Hubo tiempos en la historia de la humanidad en que abundaron pestes en que  la muerte parecía estar a la vuelta de la esquina y que arrasaron con millares  y millares de personas, pero ninguno de nosotros habíamos nacido. Somos del tiempo de las vacunas, los antídotos, la ciencia y en particular la medicina en desarrollo y mucho más recientemente, la tecnología, que nos facilita y nos acerca soluciones a casi todo.

Pero he aquí que de repente, nada de todo ese arsenal de recursos tan a la mano hasta hace unos días parece ser de demasiada utilidad para enfrentar esta crisis. Estar en casa en familia, por ejemplo, sin propuestas recreativas a la mano, saludables y beneficiosas para nuestros niños, sin poder salir de casa, a disfrutar, a relajar, a entretener, a descargar, a sobrellevar!! Pero nada de todo esto es posible.

Los chicos están en casa, a toda hora y los padres “a cargo”. Muchos maestros se preguntarán si acaso recibirán aplausos masivos de los padres y abuelos, valorando su apego, su paciencia y esmero cotidianos en tiempos normales. Pero esa es otra historia.



En ocasiones como éstas es de vital importancia tener en claro hasta dónde está la salud en juego, pero no solamente la salud física, la que nos aleje del virus, sino también la emocional y mental. Sostener un clima de “HOGAR” ES UN VERDADERO DESAFÍO en días como los presentes. Necesitaremos ser reflexivos y creativos; también autocríticos, y dispuestos a aprender, a buscar ser mejores, a cambiar.

Si nuestros niños han aprendido a obedecer, a respetar las reglas, a colaborar en la rutina de la casa, a participar de la vida familiar con pequeñas responsabilidades que cumplir, será una realidad, un clima, una experiencia. Otra muy diferente será si lo hemos descuidado, si no hemos prestado atención a esta tarea fundamental de los padres de “educar”, es decir conducir, marcar la senda, acompañar no sólo desde el elogio, el apoyo, la afirmación positiva sino también y en igual modo desde la marcación de límites claros, la exhortación y la amorosa disciplina. Aún así, la buena noticia es que estamos a tiempo.

Algunos TIPS para PADRES, para sobrevivir en casa en cuarentena
-          Establecer REGLAS CLARAS que se podrán dialogar entre todos, en reunión familiar y designando a los chicos por turnos, por ejemplo,  como “encargados” de vigilar su cumplimiento.

-          Armar entre todos una RUTINA cotidiana para los chicos y como familia, con horarios para desayuno, almuerzo, tareas, limpieza y orden de la casa, recreación, tiempo personal, etc.  ajustándose a ella sin ser extremadamente estrictos, pero buscando sujetarnos a la misma entendiendo esto como una manera de respetarnos y amarnos.



-          Destinar un tiempo de OCIO personal para cada miembro de la familia dentro de la rutina, en el cual cada quien deberá procurar entretenerse sólo y su gusto, respetando a los otros.

-          Asignar responsabilidades a cada uno en el cumplimiento de las tareas cotidianas ayudándolos a vivirlo como un honor, una responsabilidad y oportunidad de servicio a los otros.

-          Buscar frases o chistes que ayuden al otro cuando se está desviando de lo pautado.

-          PROHIBIDO DECIR “ESTOY ABURRIDO”. Si preferimos evitar el “prohibido, podemos enunciarlo en otra forma que se les ocurra, pero la idea es ayudarnos a ver que la actitud de un corazón dispuesto, que busca ver las cosas en positivo y ser proactivo a favor de lo bueno para todos, alienta el corazón y nos aleja de la amargura y la desesperanza. Nuestros chicos hoy suelen “aburrirse”; les hemos enseñado que estamos para ocuparnos de su recreación a tiempo completo, de sus responsabilidades y obligaciones. ¿O no es eso lo que hacemos cuando los atosigamos de  recomendaciones, les recordamos lo que deberían recordar por sí solos, pedimos la tarea en el grupo de madres o entre varias buscamos interpretar las consignas del docente que el niño seguramente dice no entender porque tal vez se distrajo al momento de la explicación descansando en “total mamá la pide después por el grupo? ¡No me van a decir que nunca les pasó!



-          Estar enteramente disponibles en momentos señalados, reservándonos un tiempo y espacio para realizar nuestras tareas. Los adultos corremos el riesgo de querer ‘aprovechar” este tiempo para adelantar o recuperar tiempo para quehaceres atrasados mientras a la vez, atendemos a los requerimientos, berrinches y reclamos de los hijos; otras veces los chicos y su alboroto nos sofocan y buscamos evitarlos, sobre todo en situaciones de encierro, entonces los reprendemos, a veces no de muy buen modo, les hacemos sentir que nos molestan; y si no estamos atentos a esto, podemos encerrarnos en un túnel de culpa, frustración y hastío.

Por eso es fundamental ORGANIZAR EL TIEMPO dando a cada uno su espacio, su lugar y su momento a solas. Claro que nos costará más si no hemos trabajado en ello antes, pero este tiempo pude ser un inolvidable comienzo. Tenemos que replantearnos como padres nuestra presencia casi a tiempo completo, nuestro estar en todo, casi atropellándolos, solucionando por ellos lo que podrían hacer por ellos mismos, entrometiéndonos en sus particulares asuntos; impidiendo o al menos entorpeciendo su sano desarrollo socio- emocional. Buen momento para reflexionar en esto.

-          MOMENTO CULTURAL en familia: buscar algún libro que pueda ser de interés para los chicos para leer juntos, por capítulos buscando seguir una historia que los atrape; compartir una película o video sobre temáticas que nos acerquen a la literatura o al arte; conciertos, intérpretes de obras clásicas, visitas virtuales a museos son actividades que usualmente no tenemos tiempo de realizar y muy provechosas y fuera de lo habitual.



-          USO RESPONSABLE de los medios de comunicación: en momentos como éstos, la sobre información o aún el acceso a cierto tipo de datos de la realidad que los chicos no están en condiciones de  comprender, pueden ser muy perniciosos para su salud emocional. Tengamos en cuenta que muchas veces, aún siendo muy pequeños o mientras creemos que están distraídos, ellos escuchan nuestras conversaciones con otros, cuando hablamos por teléfono o en casa; son invadidos por un cúmulo de datos que generan angustia desde un televisor que queda encendido, etc. CUIDARLOS y cuidarnos también pasa por dosificar y filtrar la información. La mayoría de los detalles y datos que los medios brindan no nos resultan de valor o utilidad mientras que sí generan preocupación y angustia.

Por último, el desafío será no perder la calma y mantener el ánimo y una actitud positiva y confiada y al mismo tiempo cuidada y prudente. Esto también pasará. Que nos ayude a crecer, a ser mejores, más maduros, solidarios y sobre todo más humanos.

(*Noya es psicopedagoga y Orientadora Familiar).

 
NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
WeekON Publicaciones WeekON Publicaciones
Tornadore
WeekON Publicaciones
Korner Plaza
WeekON Publicaciones
Peluquería Claudio Line