Miércoles, 11 diciembre 2019
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
BIENESTAR
11/11/2019
Consejos para mantener unas articulaciones sanas
Consejos para mantener unas articulaciones sanas
Para prevenir y cuidar las articulaciones es necesario tomar en cuenta algunos consejos prácticos.
Todos nuestros movimientos tienen las articulaciones como base, y es por ello que debemos dedicar al cuidado de las articulaciones toda la atención que merece, pues con el paso del tiempo aumenta el desgaste de las mismas, pudiendo encontrar su traducción en importantes molestias.

Éstas además no están restringidas a aquellas personas que padezcan enfermedades articulares concretas, sino que incluso en su ausencia puede darse una decadencia dolorosa de las articulaciones y los cartílagos, que soportan el deterioro mecánico del cúmulo de nuestra actividad vital.

¿QUÉ ES UNA ARTICULACIÓN?
A grandes rasgos no es más que la unión de dos huesos. Estos además están envueltos por una "sábana" que se llama membrana sinovial y alrededor pasan músculos, tendones, ligamentos, etc. La zona de los huesos que se encuentran dentro de esa membrana sinovial está recubierta por un tejido especial muy resistente cuya función es proteger a los huesos, para que no rocen entre ellos ya que provocaría la destrucción de los mismos. Esta estructura se llama cartílago articular. Entre el espacio de los huesos existe un líquido que pretende lubricar la articulación que es el líquido articular y que entre otras sustancias tiene ácido hialurónico. En algunas articulaciones como las rodillas existen unas estructuras que actúan como cojines para adaptar la articulación que se llaman meniscos o incluso existen ligamentos como el ligamento cruzado anterior.

Hay distintos tipos de articulaciones, dependiendo de su tamaño, movilidad...

Centrándonos más en el cartílago articular, éste es un tejido conectivo especializado y fibroso. Este cartílago está formado principalmente por colágeno y agua. La fuerza del cartílago va a depender de la fuerza del colágeno y cuyo fin es proporcionar una superficie suave para el movimiento de las articulaciones y absorber el impacto y la fricción cuando los huesos se golpean o rozan entre sí. Las lesiones del cartílago tienen una clasificación dependiendo de la gravedad y de la destrucción del mismo. La verdadera lesión es la degeneración y destrucción del cartílago, por ello no tiene mucho sentido usar los habituales antiinflamatorios pues la lesión de base no es el proceso inflamatorio.

Todos somos muy conscientes de las complicaciones que el dolor de las articulaciones puede ocasionar, y es por este motivo que no queremos dejar escapar la ocasión de aconsejarte 5 aspectos a tener en cuenta si querés mantener tus articulaciones completamente sanas. ¡No te quedes sin descubrirlas!

1. CUIDADO DEL PESO CORPORAL
El primero de nuestros consejos sobre cómo mantener unas articulaciones sanas es mantener a raya el sobrepeso, un enemigo a tener muy en cuenta. Y es que más allá de la mera cuestión de estética, debemos mostrarnos atentos y evitar los kilos de más, puesto que generan un mayor desgaste para nuestras articulaciones (especialmente en zonas localizadas como las caderas, las rodillas, la espalda o los pies), que deben soportar el peso total de nuestro cuerpo en cualquier situación.

2. POTENCIAR LA MUSCULATURA
Fortalecer tu musculatura con la práctica habitual de ejercicio es especialmente interesante, puesto que los músculos rodean y protegen a las articulaciones. Sin embargo, tu entrenamiento debe ser siempre plenamente consciente, acorde tanto a tu edad como a tu condición física. Además, deberás evitar que el ejercicio resulte repetitivo para no afectar a zonas concretas y descuidar el resto. El yoga o la natación son dos opciones estupendas, y además deberás tomar siempre medidas como la que especificamos en el siguiente punto.

3. REALIZAR SIEMPRE ESTIRAMIENTOS
Calentar será obligatorio cuando te dispongas a realizar ejercicio, de esta manera activarás el cuerpo y las articulaciones de manera gradual antes de lanzarte a un entrenamiento de mayor impacto que pueda generarte algún daño. Asimismo, es también recomendable estirar todos los días con independencia de la actividad física, ya que te ayudará a mover las articulaciones combatiendo la rigidez y a proteger el cartílago. ¡Ten en cuenta que cuanto más se muevan las articulaciones, más cartílago se nutre con el líquido articular!

4. INGERIR LOS ALIMENTOS MÁS FAVORABLES
Cuidar tu alimentación y asegurarte de que ésta sea lo más saludable posible es un factor clave para mantener unas articulaciones sanas. Además de una nutrición equilibrada, deberás potenciar el consumo de algunos alimentos concretos especialmente favorables para las articulaciones, tales como el pescado azul, los aceites de semillas vegetales, el brócoli, el perejil, los lácteos desnatados, la cúrcuma, las naranjas, el jengibre o los frutos rojos.

5. DESCANSO ADECUADO Y BUENA POSTURA
Por último, y no por ello menos importante, debes procurarte un descanso que te permita recuperar fuerzas, algo tan relevante como el ejercicio físico. Además de dormir una cantidad de horas suficientes y con una almohada que no sea especialmente elevada, es recomendable que prestes atención a tus hábitos posturales, tanto cuando duermes (la postura fetal es adecuada) como cuando estás despierto.

Esperamos que te haya resultado interesante conocer estas medidas para prevenir el desgaste de las articulaciones y que a partir de ahora mismo apliques todos nuestros consejos a tu vida. 
NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
WeekON Publicaciones WeekON Publicaciones
YPF - GNC
WeekON Publicaciones
Tornadore
WeekON Publicaciones
La Piedrita